jueves, 16 de septiembre de 2010

La llamada de teléfono


Los dos tenían asumido sus infidelidades, sus encuentros eran de pascuas a ramos, el siempre hacia hincapié en que quería conservar el calor del hogar._ “una llamada perdida con numero oculto y yo te llamo -”le dijo a Isabel antes de irse de vacaciones, a un pueblo de Asturias. Mariano debió de descolgar, sin darse cuenta, y las voces se escuchaban con claridad, Isabel se quedó parada como si estuviera mirando a través de una cerradura para poder descubrir al hombre que amaba, gritos insultos, le constó reconocer su voz; quizá por la agresividad del momento el teléfono quedó en manos libres, aquella conversación nunca la tuvo que escuchar
¿O quizá si?
Descubrió a un hombre distinto al que hacia el amor con pasión y ternura; comprendía sus problemas y reían juntos.
Se imaginó aquella mujer, la que le daba el calor del hogar; callada. Sólo se oían sus voces; Isabel empatizó con su mujer; escuchando detrás de unos visillos de ondas, siguió la conversación, él repetía y repetía lo mismo, con un tono hiriente, podía oler el miedo de aquella mujer, no podía entender que fuera el mismo hombre, que días antes se reían y disfrutaban de la vida.
Isabel, se quedó paralizada como si le hubieran puesto una armadura.
África

15 comentarios:

Camy dijo...

Africa me te echaba de menos...Curiosamente las dos, en la última entrada, hablamos de una infidelidad, de una vida en pareja, pero los protagonistas y los hechos distintos.
Un besazo

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Hola, África querida. Me alegro de tu vuelta y más con este relato, que nos deja pensativos, que nos hace reflexionar. A veces las cosas son tan distintas a como nos parecierona priori...Y cambiando de tema, siento no haber compartido mis premios contigo, que también los merecías muy mucho, lo hice con la gente que estaba más activa en ese momento, pero hay muchos seguidores y amigos que se los merecen y es difícil escoger entre tantos, por eso no me gusta nada que me comprometan a elegir a un determinado y, generalmente breve, número de nominados, porque es un poco dejar a los demás de lado. Pero bueno, habrá más premios, que no me da mucho por ellos, pero que sí me agrada compartir y espero que la próxima vez toque a quienes ahora se han visto privados de ellos. ¿Qué tal le verano? Espero que muy bien, preciosa. Te dejo con un beso y mis mejores deseos para el finde.

Cesar dijo...

Dos caras de una misma moneda; en situaciones vale la moneda para comprar flores, en otras para arrojarle al árbitro la ira..

El Drac dijo...

Cuando uno se da de cara con esto parecería que un gran cuchillo le ha partido todo el ser (corazón incluído) en dos. Un gran abrazo

Miguel Baquero dijo...

¡¡Cuánto tiempo!! Me alegro de que estés de vuelta por aquí

Belén dijo...

Vaya relato, África, de ver las cosas en distinta perspectiva...

Besicos

J.Carlos dijo...

Todos tenemos nuestro verdadero rostro, para lo bueno y lo malo, y no se puede fingir eternamente.
Me alegro también de tu vuelta, con este relato tan especial.
Abrazos

Tom/Shine. dijo...

Hmm, algo incomodo, pero, hmm, no se, me deja pensando demasiado.
En fin, linda semana.
Hare Krishna!

mi nombre es alma dijo...

Para bien y para mal noc comportamos de manera distinta frente a los demás aún siendo los mismos.

Jesús Garrido dijo...

está estupendo, además las infidelidades deben de pactarse, y si es posible disfrutarlas juntos.

bonito texto

Raúl dijo...

Nada es cómo la pasión nos quiere hacer ver. No siempre es un buen filtro, eso de la pasión.

Y en cuanto a tu pregunta, África, ya me gustaría presentar en Valladolid, pero salvo a ti, no tengo (ni tampoco la editorial) más contactos que inviten a pensar en la posibilidad de que acude el suficiente público. Así funciona esto de las presentaciones, querida. Sonrío.
Un abrazo.

Marisol dijo...

A partir de esa conversación escuchada ya no es lo mismo, ¿verdad?
Termino de regresar de Asturias...motivos familiares me llevaron a esas hermosas tierras.
Te dejo un abrazo desde Berlín.

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Africa!
es duro, el engaño.

Saludos de J.M. Ojeda.
Buen domingo.

Yo dijo...

Hay personas que de cara a la galería se comportan de una manera y detrás de las puertas de otra!

Que triste verdad?

un bsitos

Mari Carmen dijo...

Qué crudo, África, qué triste. Es cierto que lo que es miel para algunas para otras es hiel.

Gracias por pasearte por mi blog Nómadas. Me alegro de que te hayan gustado las fotos de Melilla. Mi padre también estuvo haciendo la mili en Regulares, allí, pero hace mucho, demasiado tiempo. Él aún se acuerda, afortunadamente.

También quería decirte que estoy de acuerdo con lo que dice en tu presentación: no me gusta hablar de los debates de la sociedad, y si lo hago siempre es de manera velada. Creo que hay lugares más interesantes que mis blogs para hablar de política y otras cosas. Eso no significa que no me interese, claro que me interesa, sólo que en mis blogs yo hablo de otras cosas.

Un abrazo y un placer haber llegado hasta aquí :)