jueves, 22 de abril de 2010

Mensaje en el Faccebok





Un mensaje dejado en el muro de facebook.

“Tú siempre tan elegante”

Desde su aventura en Praga, no había vuelto a saber de él; recuerda el puente más bello que ha visto nunca.
Al tiempo que se iba abriendo el álbum de fotos que Sergio había colgado en su muro, a Sabrina le iban entrando sudores, no se reconocía; ella profesora de Universidad en plena madurez, sintiendo celos de chicas jóvenes que se veían bailando y coqueteando con Sergio. Sintió un pinchazo al ver la cara de aquel joven que le había cautivado. _ Me separa un continente una generación.
El café que estaba tomado, le recordó ese pequeño detalle, de ofrecerla el postre, tarta de chocolate negro con confitura de albaricoque, y sus labios saboreando la cucharilla manchada con su lápiz de labios. Le vinieron a la imaginación como fuego ,sus miradas que la quemaban en el salón de grados de la universidad de Praga.
Ya no era el joven que ella conoció, era un hombre que se acercaba a los treinta años, con el pelo mas corto que cuando ella le acarició, pero la misma mirada.
Sabrina tenía colgadas en su muro, algunas fotos familiares, sintió vergüenza, no sabe si porque él recordaría lo que pasó debajo del puente, o porque la viera tan mayor.
Seguía abriendo álbumes de fotos, bebió un poco de agua, ahora era ella, la que bebía el agua como si estuviera bebiendo de su boca. Así sucedió el día de la cena de clausura del curso, cuando Sergio, se la bebía en su copa.
De su paseo por el puente, recuerda el momento donde le agarro de la mano y la bajo por las escaleras que conducen al río Moldavia.

Se sentaron, y él le tomó por la nuca, dándola un beso que jamás terminaba, ella, no hizo falta que cerrara los ojos porque la oscuridad de la noche era suficiente. Le rodeo con su brazos y le beso y beso hasta la extenuidad.
Solo se retiraban para mirase a los ojos y de nuevo volver a besarse, se escuchaban en el silencio de la noche las conversaciones de sus compañeros. (Al meno ella lo recuerda de esta manera).
La mano de Sergio se hizo un espacio entre las medias de Sabrina para introducir su dedos entre su sexo.
Sabrina se quedó pensando, que mensaje le escribiría en el muro.


14 comentarios:

Nahahya dijo...

¡Qué cosita más bonita, has puesto en la foto!...es tuyo o tuya?

Es una historia con emoción, deseo, inseguridad, dudas..Las redes, combulsionan, engrandecen los sentidos y las realidades..podemos disfrazar nustros perfiles o no.. pasar en el anonimáto con fotos diferentes..o darnos a conocer sin ellas. Solo los sentimientos escritos son los que cuentan en la relación a través de la red.

No hay que pensar "que mensaje dejé en el muro"...hay que vivir la viva, la emoción, difrutar y ser feliz.

Te dejo un abrazo muysreno, silencioso con aroma canela, con buenas vibraciones para tu cuerpo.

Naia

Camy dijo...

Praga tiene un encanto especial. Tiene una belleza que de ser tan continúa a veces cansa. En ese Puente supongo que habrá escritas muchas historias. La tuya, la de hoy, encierra muchos secretos. El Faccebok ha traído el mensaje.
¿Importa tanto la edad si la diferencia fuese a la inversa hombre-mujer?
Un beso

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Precioso y nostágico relato henchido de romanticismo y de erotismo, sobre un amor pasado que vuelve a la memoria gracias al mundo virtual. Y qué bonito que hables de ese puente de San Carlos sobre el río Moldava. Un beso y muy feliz finde, querida amiga.

Miguel Baquero dijo...

Me ha gustado muchísimo. Me encantan los cuentos que se basan en situaciones nuevas y que hasta ahora no se habían dado nunca, como los encuentros en Facebook, como encontrar a alguien en una red social... Todo puede estar lleno de poesía, las nuevas formas de comunicarse también, y me parece estupendo y de calidad superior, la gente que busca la poesía, o el drama, o la reflexión, o el humor en ello. La gente que humaniza un nuevo mundo.

ALEX B. dijo...

Estupendo relato.
No creo que importe demasiado el contenido del mensaje en el muro.
Pero no puede ser el silencio.
Besos.

fher dijo...

"Ay Praga, darling Praga, los condenados pagan cara su redención"

¡Qué maravillosa y triste historia! Ahora me falta saber qué fue lo que le escribió en el muro.

Besos

Werty dijo...

Que lindo! Esta bueno como te las ingeniaste para ponerle algo de actualizacion tecnologica y aun asi no sonar como una pelicula teen.
Buenisimo

Saludos!

Néctar dijo...

Me gustan mucho los cuentos, África.. ¿Puedo pedir más, porfi??

Nécatres

Pablo dijo...

Praga, Praga, que ciudad
ahora diferente y llena de encuentros como este que realmente es precioso
me gusta leerte

Alma Inquieta dijo...

Hola África!

Hay un regalo en mi blog que quiero compartir contigo... de esa forma quiero que participes de mi alegría... si lo deseas lo llevas... sería lindo...!!

Un beso.

Alma Inquieta.

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Africa!
"Puegeso"

Saludos de J.M. Ojeda.
P.D. Buen fin de semana

Cesar dijo...

Desde la distancia los recuerdos sobrevienen limpios de impurezas, nostálgicos y anhelantes y en ellos descubrimos otra vida que hemos podido vivir y no nos atrevimos.
Y ningún río pasa dos veces por el mismo puente...

Ignacio Bermejo dijo...

Estas historias de antiguos amores y viejas y maravillosas ciudades, siempre me han fascinado. Un beso. Un placer leerte. Gracias.

mi nombre es alma dijo...

Yo contestaría "Y tu bastante más mayor". (Sonrío).

Un abrazo