jueves, 24 de junio de 2010

A mi hija

Pronunciaron tu nombre y mis ojos se llenaron de perlas saladas.
Tu imagen radiante apareció en la pantalla de la cámara digital con el título de tu graduación en la mano, fueron unos instantes mientras veía tu imagen y apretaba el botón de disparar; por mi mente pasaron muchas otra fotos; en la que con un año de edad tenias un pajarito que el abuelo Germán había encontrado; desde nuestros corazones donde aún vive él también tiene los ojos brillantes.
Las fotos de la adolescencia con tu pandilla en el pueblo, viviendo sin temor.

Eres mi princesa que dejas, abandonado lo que te duele, para saber escuchar a la vida.
En esta esquina del tiempo donde los campos de mi Castilla se llenan de Amapolas para unirse a ese mar Mediterráneo, te regalo mi mejor estrella.

Mi princesa eres el espejo en que me veo.
Tienes un sueño ;el viaje a Ítaca.

video África

martes, 8 de junio de 2010

Estoy leyendo



Cada mañana es abril.
Silvia Gelices


La nota escrita por Pablo le quema en el bolsillo del pantalón vaquero, pero Clara no quiere saber lo que Pablo ha escrito antes de marcharse.

Nadie nos enseña amar, después de leer el libro, algo en mi ha cambiado.

Seguí las indicaciones, que en el prologo aconsejaban, prepararse una buena infusión y acomodarse para leer.
África